Esgrima Histórica

La esgrima histórica es un deporte no competitivo, una ciencia y a la vez un arte marcial.

Como deporte, conlleva el desempeño de una actividad física notable, aunque no llega a ser necesaria una forma y un entrenamiento estrictos para poder desarrollarla; como ciencia dispone que para llegar al entendimiento de las técnicas es necesario un aprendizaje empírico; y finalmente, como arte marcial, se trata de una actividad que enfrenta a dos oponentes entre sí en la simulación de un duelo a primera sangre o a muerte y sin armadura, en un sistema de técnicas desarrolladas y probadas por diestros supervivientes, demostrándose válidas.

Dichas técnicas son estudiadas, explicadas y mostradas en tratados, que se han conservado llegando hasta nuestros días, escritos por Maestros de los siglos XIII al XVII. Los tratados más primitivos, solamente documentaban movimientos y posiciones muy concretas con la intención de instruir guerreros en el manejo de las armas, con el tiempo se va profundizando en el arte y la técnica.

Dado que existía la necesidad de portar armas y saber usarlas en el día a día, se crearon escuelas en las que cualquiera, que se lo pudiera permitir, podía aprender el arte de la espada en sus diferentes formas, con la intención de manejar mejor la espada ya fuera como protección durante las travesías, así como defensa personal en las ciudades, pasando por posibles duelos de honor, haciendo más posible salir con vida e incluso ileso del enfrentamiento.